Dentro del susto del COVID-19 de la reina Isabel en su finca escocesa

El 14 de agosto, un empleado de Balmoral Castle dio positivo por COVID-19 y fue enviado a casa, informa The Sun. Pero en lugar de hacer que todos los habitantes de la finca entren en pánico, las cosas parecen funcionar como de costumbre a pesar del resultado positivo. Según The Sun, el personal se mantiene en un bloque separado en la finca, por lo que la reina no vio ninguna razón para cambiar sus planes.

«Aunque Su Majestad tiene 95 años y ha recibido un doble golpe, la sensación es que todavía tiene que tener cuidado, pero está decidida a continuar con normalidad», dijo una fuente real al medio. «Ella no quiere reaccionar de forma exagerada». La reina incluso se negó a que el personal le dejara las comidas y se sirvió estilo buffet para minimizar la interacción entre la familia real y sus sirvientes. «… la Reina ha decidido que los sirvientes seguirán sirviendo la comida y la familia seguirá saliendo a cazar ciervos y haciendo picnics en la finca», agregó la fuente.

Las fuentes le dijeron a The Sun el mes pasado que estaba «cansada y afligida» y que «no podía esperar» para unas vacaciones tras la muerte del príncipe Felipe y el drama en curso con el príncipe Harry y Meghan Markle. Estas son las primeras vacaciones de la reina desde la muerte del príncipe Felipe en abril, y parece que se niega a dejar que llueva COVID-19 en su desfile.

Connie Chu

Connie is the visionary leader behind the news team here at Genesis Brand. She's devoted her life to perfecting her craft and delivering the news that people want and need to hear with no holds barred. She resides in Southern California with her husband Poh, daughter Seana and their two rescue rottweilers, Gus and Harvey.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *