Al príncipe Felipe no le gustaba comer con la reina. Este es el por qué

Aunque se sabía que el príncipe Felipe hacía comentarios insensibles y, a veces, incluso racistas sobre los lugares que visitaba en todo el mundo, según The Independent, desarrolló una inclinación por las especias y las deliciosas cocinas de esos mismos destinos. Según el ex chef real Darren McGrady (a través de Delish), le encantaba el curry picante, mucho ajo, cebollas y ser un poco aventurero. Y ahí está el problema.

Por un lado, la reina Isabel creció en una familia en la que todas esas cosas estaban desalentadas, para que la realeza nunca tuviera mal aliento cuando se encontrara con gente en un evento, según Delish. Quizá por eso su paladar era un poco más sencillo que el de su marido. Según McGrady, a través de otro artículo de Delish, mientras que al príncipe le encantaba preparar y comer su propia comida, la reina simplemente «come para vivir». Añadió: «Siempre dependía de la reina, tienes todo lo que ella tiene. Creo que a veces el príncipe Felipe disfrutaba comiendo solo».

La periodista del Día de la Mujer, Elissa Sanci, describió la dieta de la reina como «dolorosamente monótona», después de investigar sus comidas diarias e intentar imitar sus comidas diarias. Según los informes, la reina Isabel come «té y cereales para el desayuno, proteínas y verduras para el almuerzo y la cena, con un bocadillo para el té de la tarde. Se abstiene de todo tipo de panes, pastas y almidones». Sanci agregó: «No creo que ni siquiera use salsa de tomate». Para un entusiasta, eso no tiene nada de divertido.

Connie Chu

Connie is the visionary leader behind the news team here at Genesis Brand. She's devoted her life to perfecting her craft and delivering the news that people want and need to hear with no holds barred. She resides in Southern California with her husband Poh, daughter Seana and their two rescue rottweilers, Gus and Harvey.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *