Actores que han admitido que sus besos fueron malos

Jennifer Lawrence es el tipo de reina identificable a la que realmente no le importa lo que piense la gente. La actriz, y Gail, también conocida como su alter-ego borracho, no tienen problemas para pedir McDonald’s de la alfombra roja de los Oscar o fotografiar a Taylor Swift de los Globos de Oro. Ella hace lo que quiere, incluso si eso hace que sus escenas de besos sean un poco incómodas para sus compañeros de reparto.

En una entrevista de 2016 en El show de Graham Norton (mediante el Correo diario), J-Law admitió abiertamente que en realidad no le importaba besarla. Juegos del Hambre el amor le interesa a Josh Hutcherson o Liam Hemsworth, por lo que ella comía regularmente «mostaza y atún» antes de filmar. Antes de eso, Hemsworth se había quejado con Jimmy Fallon de que besar a la actriz era «bastante incómodo» como resultado y, a veces, ni siquiera se cepillaba los dientes después de comer alimentos picantes. Oye, compartir (incluso solo el sabor de tu almuerzo con ajo) es cariñoso.

Las cosas se pusieron aún más incómodas para Lawrence cuando filmó su primera real escena de amor con Chris Pratt en Pasajeros. De acuerdo a El reportero de Hollywood, se preparó para la escena «muy, muy borracha» para calmar sus nervios, lo que, según ella, «provocó más ansiedad cuando llegué a casa porque pensé: ‘¿Qué he hecho? No lo sé’». Básicamente, la actriz no sabía cómo manejar una escena de amor con un hombre casado, pero ser destrozada probablemente no lo era. ¿Quizás Gail besa mejor? Nunca sabes.

Connie Chu

Connie is the visionary leader behind the news team here at Genesis Brand. She's devoted her life to perfecting her craft and delivering the news that people want and need to hear with no holds barred. She resides in Southern California with her husband Poh, daughter Seana and their two rescue rottweilers, Gus and Harvey.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *